No solo de música vive el hombre: “La Cueva en Corto”

Desde hace un tiempo la escena cultural en Zamora ha ido creciendo, ya no solo hay conciertos y exposiciones sino que nuevas iniciativas han surgido y los zamoranos nos beneficiamos de ello. Una de estas es “La Cueva en Corto” que se desarrolla en La Cueva del Jazz, bien conocida por todos los amantes de la buena música. En esta ocasión La Cueva deja un momento los conciertos para presentarnos algunos de los cortos más representativos y más premiados de nuestro país, además de apoyar a los cineastas zamoranos con la muestra de sus últimos trabajos.

La Cueva en Corto

Seguir leyendo

La juventud, el ego y el cine

Normalmente en estas líneas con las que suelo participar en Buscarruidos hablo de cine o del mundo audiovisual en Zamora. Es un espacio en el que exponer a los nuevos y no tan nuevos creadores para que sean más conocidos por el gran público y que su obra tenga mayor repercusión. Pero en esta ocasión, quizás sea por la llegada del nuevo año, voy a hablar sobre la juventud artística y el ego.

Rodaje de La Ilusión

Rodaje de La Ilusión

Con 31 años a mis espaldas me veo con capacidad de hablar de lo acontecido en mi vida con un poquito de margen, y es que cuando vas pintando canas, o en mi caso entradas, te vas dando cuenta de lo ingenuo que eras años atrás. Cuando te creías que lo sabías todo, cuando tu ego y tu melena te hacían tratar mal a esa chica por pura ignorancia y al igual que pensabas que con veinte años lo sabías todo a nivel sentimental también pensabas que como ibas a una Escuela de Cine ya eras un cineasta. Como leías la Biografía de Billy Wilder, tu corto de 15 minutos sobre una bolsa de basura se merecía todos los galardones y si no los recibía era porque el público aún no estaba preparado para tu obra.

Seguir leyendo

La novedad del rodaje

Durante la última semana de Noviembre la ciudad de Zamora ha tenido paseando por sus calles a un ilustre cocinero.

Alberto Chicote conocido por Top Chef y Pesadilla en la Cocina ha visitado nuestra ciudad junto a un gran equipo de producción y rodaje y ha revolucionado nuestro casco histórico.

Chicote Viñeta Zamora Gourmet

“Viñeta de Álvaro”. La Opinión de Zamora.

Sé que esta sección debe hablar de cine y los proyectos que en nuestra ciudad acontecen, pero ver la cantidad de gente que se agolpaba para ver el rodaje (o más bien a la estrella televisiva), gente que pese al frío buscaba el autógrafo, la foto o el mero hecho de haber visto al cocinero sin importarle que mediante los flashes y los gritos entorpecían el trabajo de estos profesionales de la televisión, me ha hecho darme cuenta de que Zamora aún debe aprender a respetar a los trabajadores.

Si esto ha sucedido con un programa de cocina no me quiero ni imaginar lo que sucedería si una película con alguna de las estrellas del momento se rodara en nuestra ciudad o si Juego de Tronos tuviera la gran idea de grabar en nuestro castillo. Supongo que sea la novedad y espero que en futuros rodajes la gente se vaya civilizando y ante todo que respete el trabajo ajeno.

Miguel Rodríguez Bollon

Entrevista a Nacho Rodríguez (y II)

(Puedes leer la primera parte aquí)

Tras el primer cigarro de la tarde, nos disponemos a seguir hablando. Dos nuevos cafés humean sobre la mesa y la conversación continúa fluida.

Rodaje de Gang Bang

Rodaje de Gang Bang

-¿Qué opinas de las dificultades del mundo del corto?

 -Como ya menciono anteriormente sólo puedo hablar de una experiencia así que tampoco puedo aportar mucho al respecto. Por una parte, no contábamos con medios económicos por lo que siendo conscientes de ello, procuramos conseguir las pocas cosas que necesitábamos para el rodaje por medio de amigos y conocidos. Disponíamos del material técnico necesario para grabar, que al fin y al cabo es lo importante, y elegimos el lugar, que fue un pueblo abandonado cercano. Establecimos un plan de rodaje de un día así que fue todo muy medido y cronometrado. La mayor parte de los actores eran amateurs, y sólo un par de ellos eran profesionales. Estos últimos ayudaron a los primeros con algunos consejos lo cual facilitó bastante mi labor, y funcionamos como una familia más que como un equipo. He de reconocer que fue una gozada a pesar del mal tiempo que tuvimos.

-¿Alguna anécdota divertida de rodaje?

-Aunque sólo estuviéramos un día de rodaje, por supuesto que hubo muchas anécdotas. La que más me gusta recordar fue la siguiente: Como ya he comentado, rodamos en un pueblo abandonado, dentro de una iglesia. Yo no tenía ni idea de que tuviéramos que pedir permisos, aunque era consciente de que el pueblo pertenecía a una empresa. Pues bien, cuando terminamos de rodar las escenas de exteriores, lo cual nos llevó unas cuatro horas, comenzamos a montar la escena para el rodaje de la parte principal, que transcurre dentro de la iglesia. El altar de la misma está situado justo enfrente del gran portón de la entrada, y recuerdo que estaba situando el encuadre con el cámara para rodar el primer plano general cuando de repente aparecieron dos figuras verdes en la puerta. Los actores estaban sentados en la mesa ensayando con las máscaras y la pistola de mentira estaba situada encima de la mesa, vamos, un cuadro completamente. En el momento en el que me di cuenta de que esas dos figuras eran dos guardias civiles se me heló la sangre, “se nos acabó el rodaje” pensé. Afortunadamente, después de tomarnos datos por si sucedía algo, nos dijeron que les parecía bien que se utilizara el pueblo para iniciativas de ese tipo, y no otras que acarreaban consecuencias como el destrozo del mismo. Al final todo quedó en un susto, y de hecho, nos dijeron que no era lo más raro que habían visto en esa iglesia.

Una escena de Gang Bang

Gang Bang

-Y la pregunta maravillosa que a todos nos hacen alguna vez ¿Para cuándo el largometraje?

-Creo que aun no sería capaz de sobrellevar un largometraje. Soy consciente de mis limitaciones y creo que aun no estoy preparado ni para escribirlo ni mucho menos para dirigirlo. Considero que aun me queda un tiempo, unos cuantos cortos en los que desahogarme y aprender, aprender mucho y absorber como una esponja todos los conocimientos adquiridos en ellos para que quizás algún día sí que sea capaz de llevar a cabo ese proyecto soñado del largo.

Tras una larga charla, en la que no nos hemos dado cuenta del paso del tiempo y viendo como las farolas de la ciudad se han encendido, Nacho y yo nos despedimos. Nacho probablemente se irá a casa a ver una de las muchas series que me ha recomendado o a reescribir por décima vez un guión y yo me voy con la esperanza de que nuestros caminos se vuelvan a juntar para volver a tener una buena conversación.

Miguel Rodríguez Bollon 

Entrevista a Nacho Rodríguez (I)

Un frío día de octubre me reúno en una de las cafeterías de la ciudad con Nacho. Lo conozco desde hace unos meses gracias a una entrevista que nos hizo La Opinión para hablar del mundo del cine en Zamora y además actualmente nos encontramos inmersos en el proyecto Desde Zamora del cual hablamos en un anterior artículo.  Nacho es una persona con la que es fácil hablar de todo, con la que mantener una conversación sobre series, cine… es muy sencillo y siempre sales con varias recomendaciones que miras nada más llegar a casa. Nos sentamos en una mesa apartada con nuestros cafés en la mano y comenzamos a hablar.

Nacho Rodríguez junto al equipo de rodaje de Gang Bang

Nacho Rodríguez junto al equipo de rodaje de Gang Bang

Para aquellos que no te conozcan, háblame un poquito de ti.

-Me llamo Nacho, tengo 26 años y he vivido en Zamora durante todo este tiempo. Soy maestro de inglés y mi principal afición es el mundo audiovisual, ya sean series, películas, documentales, cortometrajes… Todas y cada una de las variantes existentes. Tengo una cierta inquietud creativa que me llevó en un comienzo a componer canciones y sacar un par de maquetas hace algunos años, pero recientemente y dada mi devoción por el cine, se me presentó la oportunidad de rodar un corto gracias a la productora FunFunFilm. De la noche a la mañana surgió la idea que logré llevar a cabo gracias a ellos y así comenzó esta aventura. También soy un apasionado de las Magic y del anime, aunque esto último lo incluiría en el mundo audiovisual del que he hablado anteriormente.

-¿Y de dónde nace tu afición por el cine?

-Pues creo que primero nació mi pasión por las series. A base de buscar la manera de verlas (ya que una ínfima parte aparecen al final en la televisión de nuestro país y sus horarios son lamentables) comencé a interesarme por películas de las que nunca había oído hablar y que nunca se habían estrenado en nuestra ciudad. Gracias a esos recursos y a querer descubrir más y más comencé visionando los típicos clásicos para después adentrarme en el cine oriental o en el independiente europeo. Me encanta descubrir pequeñas joyas de las que nadie ha oído hablar o revisar el palmarés de festivales como Sundance, Sitges o Tribeca, por decir algunos.

-Cuéntanos un poquito todo aquello que has realizado y lo que tienes ganas de realizar.

-Mi filmografía es bastante breve, soy un novato que está dando sus primeros pasos en este campo. Cuento sólo con mi corto Gang Bang, pero es increíble lo que se aprende con cada una de estas experiencias. Ahora mismo estoy inmerso en un proyecto que reúne a algunos realizadores de la capital para conformar una película que tendrá como eje principal a nuestra ciudad. Después de eso tengo algún proyecto más escrito, un par de cortometrajes y alguna serie, pero eso ya se verá. Soy de los que piensa que es mejor dedicarse en cuerpo y alma a un proyecto hasta que se concluya para así cerrar la etapa y pasar al siguiente con lo aprendido anteriormente.

Llevamos un rato hablando y los cafés se han terminado. Decidimos descansar un poco de la conversación y fumar un cigarro tranquilamente antes de volver a dialogar, sobre problemas, anécdotas y futuro.

Rodaje de Gang Bang

Rodaje de Gang Bang

En próximos días,  la segunda parte 🙂

Miguel Rodríguez Bollon