Guion cinematográfico (I)

¿Por qué nos emocionan las historias? ¿Alguno de vosotros se ha parado alguna vez a pensarlo? Vale, recordamos momentos poderosos dramáticamente, emotivos y lacrimógenos, pero no nos detenemos a indagar demasiado en por qué las emociones estallan en ese preciso momento o por qué esos personajes reaccionan así tras una serie de acontecimientos. El buen cine es aquel que hace pensar al espectador que lo que tiene ante sí es fruto de la magia, que es el resultado de la pronunciación de un cúmulo de palabras en un idioma antiguo que, dichas con precisión, dan como resultado una obra intensa y redonda; pero la magia no existe. El cine, como todas las artes, es artesanía, y detrás de una obra hay un arduo proceso de creación más propio de un artesano que de un artista; y en el mundo del cine esa artesanía en términos de la historia se llama guion.

Seguir leyendo

El feminismo en la gran pantalla

Ayer celebramos el Día Internacional de la Mujer, una jornada de reivindicaciones que no debería quedarse en una cita anecdótica en el calendario, sino prolongarse durante los restantes 364 días del año. Ese día tuve el placer de presentar en el Teatro Ramos Carrión la película Sufragistas (Suffragette, 2015), que cuenta la historia del movimiento sufragista en el Londres de finales de siglo XIX y principios del XX, cómo fue su lucha y qué miserias tuvieron que soportar sus componentes durante el proceso. Gracias a esa breve intervención tuve la oportunidad de hablar del feminismo tanto en la propia película como en el cine en general, ya que me parece uno de los grandes medios de comunicación de masas de la actualidad que puede servir tanto para enseñargrandes lecciones como para ayudar a sentar las bases de un futuro más igualitario cambiando algunas de sus tradicionales convenciones.

Acto en el Teatro Ramos Carrión

No pude dejar pasar la ocasión de hablar de cómo en 89 ediciones de los premios Oscar tan solo una mujer ha sido galardonada como mejor directora (Kathryn Bigelow por En tierra hostil, 2008), ni de cómo durante toda la historia del medio la mujer habitualmente ha quedado relegada al papel de florero o de conquista del héroe de turno. Cuando hablo del cine como medio de gran influencia me refiero precisamente a cómo durante décadas todas las niñas han querido ser princesas a la espera de que un repelente y rubio príncipe vestido de azul acudiera a rescatarlas, y eso es una consecuencia directa del machismo que en él impera, que constantemente refleja mujeres incapaces de valerse por sí mismas que tan solo pueden superar las dificultades que se les plantean a través de un hombre que acude valeroso a llevárselas como premio. De ahí las Blancanieves, Cenicientas, Rapunzeles y un larguísimo etcétera.

El machismo no queda enmarcado únicamente en las historias de princesas. Las heroínas y protagonistas de películas siempre han sido una minoría. En su lugar, la mujer siempre ha sido ese icono hipersexualizado que sale en bikini del mar a cámara lenta para dejar al espectador boquiabierto. No sería motivo de queja por sí solo si ese personaje tuviera más sentido dentro de la película que disparar la libido del espectador, pero habitualmente no era así. Hay miles de ejemplos, desde la saga James Bond a cualquier película de aventuras con machito duro ejerciendo el papel de protagonista.

Seguir leyendo

Los tiempos de la nostalgia

Quién iba a aventurar hace años que metidos de lleno en el siglo XXI de la revolución tecnológica, que nos deja a cada día que pasa nuevos avances y descubrimientos, íbamos a estar sumidos en una incontenible corriente de nostalgia que nos aborda por los cuatro costados. Solo hay que escuchar música, ver el cine actual o fijarse en la ropa que vuelve cíclicamente una y otra vez para llegar a la siguiente conclusión: lo retro, lo vintage, o como quieran llamarlo, nunca estuvo más de moda.

Suena paradójico, pero esta ola de nostalgia no tiene sentido sin la tecnología. El acceso a cada vez mejores sistemas informáticos y dispositivos nos brinda la oportunidad de revisar o revisitar obras y productos del pasado que en su día no pudieron ser disfrutados por todos y cada uno de nosotros por según qué diferentes circunstancias, pero como ya viene siendo habitual en este espacio de Buscarruidos nos centraremos más en el mundo audiovisual para analizar esta corriente que parece no querer irse nunca.

¿Han oído hablar de La La Land? Sé que no, pero es que ¡es pura nostalgia! Justo lo que ocurre con todo lo que triunfa hoy día: evocaciones constantes a sonidos e imágenes del pasado regadas con un toque moderno que las vuelve cool y consumibles para los públicos. Aun así, La La Land es una excepción, un buen ejemplo de cómo jugar con presente y pasado, de cómo escoger lo mejor de antaño rindiéndole un sentido homenaje para componer una obra nueva adecuada a los tiempos que corren que resulte fresca y entretenida.

Ahora vamos con la otra cara de la moneda. El pasado ya fue, no es algo que debamos revisitar a menudo salvo en contadas ocasiones; primero, porque la distancia en el tiempo nos hace tener más cariño a nuestros recuerdos y vivencias, y pasa igual con el cine, la música o un videojuego. De traerlo al presente podemos acabar con ese sentimiento y convertirlo en algo banal que lo saque de su contexto en el que fundamentaba las convicciones de cualquiera de nosotros. Segundo, porque acudir constantemente al pasado nos impide mirar hacia el futuro y avanzar, descubriendo nuevos métodos o creando genuinas obras que algún día serán el añorado pasado de alguien. Ahí entra en juego la desidia. Saber que recurriendo a viejas fórmulas conseguiremos el éxito nos vuelve vagos y conformistas.

Remakes. Foto Geekvalley

En el ámbito del cine esto nos lleva inevitablemente a los reboots, pero sobre todo, a los remakes y secuelas o precuelas tardías, productos en los que se vulneran gravemente los sentimientos de los consumidores de antaño, los que disfrutaron la obra en su día, para servir un producto parecido y muchas veces similar asentado en el éxito que tuvo en su momento; y lo peor es que triunfan. Star Wars, Indiana Jones, Alien, Blade Runner, Ben-Hur… ¡si hasta Jumanji va a tener un remake! Aunque lo grave es que la culpa básicamente reside en el consumidor, en el espectador que cree que cualquier pasado fue mejor y que regresa como un adicto a las historias que le hicieron emocionarse, llorar y reír hace años pensando que volverá a sentir lo mismo; y no.

Los seres humanos somos ávidos consumidores de historias. Las historias ­–la literatura, la música, o cualquiera que sea la afición que disfrutéis– son lo que le dan sentido a nuestra vida, a nuestro rutinario día a día. Nos transforman y nosotros las cambiamos a ellas, y por ello tenemos que dejar que se vayan, para que nos lleguen otras nuevas, y dedicarles un rotundo “no” cuando regresen para tentarnos, porque nunca hay ni habrá un sentimiento tan fuerte como el de la primera vez.

Fernando Esbec

La forma más pura del arte

El mes pasado el director de cine Martin Scorsese aseguraba en una entrevista que “la música es la forma más pura del arte”. Viniendo de uno de los mayores genios del cine de los últimos 40 años no es algo para tomar a la ligera, puesto que nos ha regalado obras mayúsculas e inolvidables como Taxi Driver, Uno de los nuestros o El lobo de Wall Street, por mencionar una más reciente. Coincido con el bueno de Marty y llevo tiempo subido en su carro, pensando que de entre todas las artes la música es la única capaz de emocionarme por sí sola.

Vivimos en la era de lo audiovisual, donde se combinan diferentes formas de arte para crear nuevos productos para nuestro deleite y entretenimiento, pero sobre todo es la imagen la que sobresale por encima del resto. Las redes sociales y la televisión copan la mayor parte de nuestro tiempo de ocio, y el resto de artes han quedado relegadas a un segundo plano, más contemplativo y de paso. Cada vez es menos frecuente que un melómano cuente su gusto por sentarse en la cama con su iPod o enchufar el aparato de música a todo volumen y disfrutar de la música sin más compañía que la del sonido invadiendo la estancia. Alejada de bares, discotecas, salas, teatros, estadios y auditorios, la música se ha convertido en el amenizador de trayectos, de esperas y de viajes en metro, y aun así es capaz de llenarnos, como no podría hacer en las mismas condiciones una película, un cuadro o una escultura.

Seguir leyendo

Artistas chasqueadores de dedos

No hay nada más temible para un escritor primerizo que el folio en blanco. Cuando leemos un libro, una revista o un periódico la mayoría de las veces no caemos en la cuenta de que esa página antes fue un espacio vacío y que el responsable de rellenarlo tuvo que utilizar sus conocimientos, sus fuentes de información y su tiempo para elaborar un texto coherente y bien escrito que lo completara con palabras. Ocurre que la mayoría de las veces no nos preguntamos cómo ha acabado una obra siendo lo que es, sino que solo la apreciamos y analizamos cuando está terminada. La damos por hecha, como si todo el proceso intermedio fuera un breve y sencillo chasquear de dedos; y eso es terrible. Terrible porque separa irremediablemente a la población en dos grupos muy distinguidos: los que son capaces de realizar ese sonido con el pulgar y el dedo corazón de una mano de los que no, y la realidad está muy alejada de eso.

La mejor manera para enriquecer nuestra percepción sobre una obra y la complejidad de su proceso creativo es investigar el cómo, e internet nos lo pone muy fácil para responder esa pregunta, de tal manera que podemos acceder a la página web de un autor, al guion de una película, al making of de la misma o hasta las notas que un escritor realizó durante todo el tiempo que estuvo planificando su novela para averiguarlo. Indagando en esos documentos nos damos de bruces con que ese chasquear de dedos no existe, que no hay magia, y que el arte es fruto de un cúmulo de horas destinadas al trabajo más intenso para acabar dando ese producto final que es la obra conclusa. Descubrir que ese proceso intermedio es el más duro, donde el arte deja de parecerlo y en el que hasta la más brillante de las ideas puede ser machacada por el tedio y quedarse en limbo, en el quise y no pude, o simplemente en el no quise, es el primer paso, la primera línea de ese maldito folio en blanco.

Solo comprendiendo que toda labor creativa es un trabajo más, igual de duro que cualquier otro, podremos ampliar nuestras miras y sentirnos capaces de hacer muchas más cosas de las que creíamos. Establecemos nuestra ignorancia como barrera para mantenernos en ese espacio de confort que es la pasividad, cuando solo aventurándonos a tirarnos a la piscina con los ojos vendados podremos testear nuestras verdaderas habilidades, incluso las más escondidas, y ver hasta dónde podemos llegar, aunque acabe con un doloroso y sonoro planchazo.

Startup Stock Photos

El primer paso para salir de ese letargo es olvidarnos de que existe la palabra inspiración en el modo en el que muchos la imaginan. La inspiración existe, no es un mito, pero no llega para iluminarnos acompañada de un coro de voces celestiales, sino que es resultado de un arduo proceso de búsqueda. En ese sentido es justa, y solo acude en la ayuda de aquel que realmente la necesita. El segundo paso es tomarnos nuestra obra como un trabajo y dedicarle el mismo esfuerzo y tiempo a su realización que si de un oficio se tratase. Una obra es todo lo buena que puede ser en función del amor que su autor le profesa, y ese amor se traduce en dedicación; y la dedicación, en horas. Es así.

Hace tiempo escuché de un guionista que el mundo del guion, aplicable a toda la escritura en general, es cruel y duro, pero sorprendentemente justo porque solo se quedan los que valen y los que trabajan. Creo fervientemente que no hay un solo autor de éxito que lo sea por enchufe, sino por esfuerzo y, por supuesto, por valía; pero no hay tantos genios en el mundo como creemos. Es otra engañifa que nos montamos, otro ladrillo más que ponemos en nuestro muro de excusas que separa a los chasqueadores de dedos del resto de los mortales.

Los que no somos genios tenemos que trabajar el doble, pero igual de duro, para conseguir nuestros objetivos. Hasta el más brillante naufragará recién abandonada la orilla si cree que por su condición será más fácil llegar al otro lado. Así, pues, para ir llenando poco a poco ese folio en blanco de letras que nos transporten a otros mundos y a vivir emocionantes historias solo queda sentarse, dejar de procrastinar y currar; y, al igual que con la escritura, con el resto de las artes, claro.

No es ni mucho menos el mejor y más épico cierre para un artículo de este tipo, pero qué esperáis, si para huir vilmente de otra dura tarde de escritura creativa sobre una historia que me sobrepasa y se me cae de las manos como las naranjas de una bolsa sin asas al salir de la frutería decido redactar un artículo para animar a la gente a dejar de perder el tiempo.

Fernando Esbec

Agenda del 28 de diciembre al 3 de enero de 2016

LUNES, 28 DE DICIEMBRE

18:30 h. /CINE: Proyección de “Los tres días del Cóndor (Estados Unidos, 1975), dirigida por Sydney Pollack. Se enmarca dentro del ciclo “Leyendas del cine en la exposición de Terry O’Neill” en la Biblioteca Pública. Entrada libre hasta completar aforo.

19.00 h. /CARAMBOLA: Charla DAZ “Lo que nunca te han contado” en la lonja mutante Carambola (Pablo Morillo, 8). Entrada libre.

21.00 h. /SWING: Clase de iniciación al swing, como cada lunes, en el Café Universal (San Martín, 5).

21.30 h. /MÚSICA: Como cada lunes, jam session de jazz en el Ávalon Café a cargo de los zamoranos SURICATO MORSE. Entrada libre.

MARTES, 29 DE DICIEMBRE

11.00 h. /TALLER INFANTIL: Taller infantil “El rey de los juguetes” en el Museo de Zamora para niños de 5 a 8 años. Actividad gratuita con reserva previa en el teléfono del Museo (980 51 61 50).

11.30 – 13.30 h. /TALLER INFANTIL: Taller didáctico infantil “Ya es Museo en la Navidad” impartido por Mariel & Ana en el Museo Etnográfico de Castilla y León para niños entre 6 y 10 años. Inscripción: 3€.

17.30 – 19.30 h. /TALLER INFANTIL: Taller didáctico infantil “Ramos de Navidad” impartido por Francisco Iglesias Escudero en el Museo Etnográfico de Castilla y León para niños entre 6 y 14 años. Inscripción: 3€.

18:30 h. /CINE: Proyección de “El mago (Gran Bretaña, 1968), dirigida por Guy Green. Se enmarca dentro del ciclo “Leyendas del cine en la exposición de Terry O’Neill” en la Biblioteca Pública. Entrada libre hasta completar aforo.

18.00 h. /CARAMBOLA: Taller infantil de DAZ “Mi gran amigo Charlie” en la lonja mutante Carambola (Pablo Morillo, 8). Entrada libre.

MIÉRCOLES, 30 DE DICIEMBRE

11.30 – 13.30 h. /TALLER INFANTIL: Taller didáctico infantil “Ya es Museo en la Navidad” impartido por Mariel & Ana en el Museo Etnográfico de Castilla y León para niños entre 6 y 10 años. Inscripción: 3€.

17.30 – 19.30 h. /TALLER INFANTIL: Taller didáctico infantil “Ramos de Navidad“impartido por Francisco Iglesias Escudero en el Museo Etnográfico de Castilla y León para niños entre 6 y 14 años. Inscripción: 3€.

18:30 h. /CINE: Proyección de “Network: Un mundo implacable (Estados Unidos, 1976), dirigida por Sidney Lumet. Se enmarca dentro del ciclo “Leyendas del cine en la exposición de Terry O’Neill” en la Biblioteca Pública. Entrada libre hasta completar aforo.

19.00 h. /CARAMBOLA: Quedada collage organizada por Chachi&Chachi en la lonja mutante Carambola (Pablo Morillo, 8). Inscripción: 3€.

22.00 h. /MÚSICA: Concierto de GREENBLUES en el Ávalon café. Entrada libre hasta completar el aforo.

23.30 h. /MÚSICA: Concierto de ÑACO GOÑI BLUES BAND en el 32º aniversario de La Cueva del Jazz. Entrada: 6€ anticipada / 8€ en taquilla.

JUEVES, 31 DE DICIEMBRE

20.00 h. /CARAMBOLA: Inauguración de la exposición fotográfica de la LaPhoto Escuela en la lonja mutante Carambola (Pablo Morillo, 8). Entrada libre.

SÁBADO, 2 DE ENERO

18.00 h. /CARAMBOLA: Taller infantil para crear tu árbol navideño en la lonja mutante Carambola (Pablo Morillo, 8). Inscripción: 5€

19.00 h. /SWING: Flashmob organizado por Swing Zamora en la Plaza de la Marina. Participación libre.

19.00 h. /CARAMBOLA: Taller de risoterapia “Creamos presente” en la lonja mutante Carambola (Pablo Morillo, 8). Entrada libre.

20.00 h. /CARAMBOLA: Clase de iniciación al swing organizada por Swing Zamora en la lonja mutante Carambola (Pablo Morillo, 8). Entrada libre.

23.00 h. /MÚSICA Y BAILE: Concierto, baile social y fiesta de swing organizada por Swing Zamora con música en directo en La Cueva del Jazz. Entrada libre.

DOMINGO, 3 DE ENERO

18.00 h. /CARAMBOLA: Taller infantil para crear una corona de Reyes Magos en la lonja mutante Carambola (Pablo Morillo, 8). Inscripción: 5€.

20.00 h. /CARAMBOLA: Charla “Autoficciones cotidianas” a cargo del colectivo Alaiz-Miguélez en la lonja mutante Carambola (Pablo Morillo, 8). Entrada libre.

RECORDATORIOS

** Santa Teresa en el Museo de Zamora: Hasta el 24 de enero los niños participantes en los talleres del Museo podrán entregar su dibujo de Santa Teresa y entrar en el sorteo de cinco lotes de regalos muy chulos: barajas de cartas, libros, herbario, prensa para plantas, pen drive… Para ello hay que entregar tu dibujo sobre Santa Teresa en el Museo de Zamora con nombre, apellidos y teléfono. Técnica libre en el dibujo. Hasta el 24 de enero.

Agenda del 30 de noviembre al 6 de diciembre

LUNES, 30 DE NOVIEMBRE

21.30 h. /MÚSICA: Como cada lunes, jam session de jazz en el Ávalon Café a cargo de los zamoranos SURICATO MORSE. Entrada libre.

MARTES, 1 DE DICIEMBRE

18.30 h. /BAILE: Nueva sesión de “Martes de Baile: Danzas y bailes tradicionales de otras culturas” impartido por Gema Rizo en el Museo Etnográfico. Entrada: 3€/sesión.

20.00 h. /MÚSICA EN EL CINE: Emisión en directo del concierto “A John Williams Celebration”, en el que la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles interpretará las mejores bandas sonoras de John Williams bajo la dirección de Gustavo Dudamel. En Multicines Zamora. Entrada: 9€.

JUEVES, 3 DE DICIEMBRE

18.00 h. /CONFERENCIA: Charla “Educar en Verde” a cargo del doctor Juan A. Ortega (responsable de la Unidad de Salud Medioambiental Pediátrica del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia)  en el Salón de Actos del Campus Viriato. Entrada libre.

20.00 h. /CONFERENCIA: Charla “Realidad y espejismos del mecenazgo moderno” a cargo de Álvaro Martínez-Novillo en el Museo de Zamora dentro del ciclo de conferencias de la exposición “Íntimamente Público“. Entrada libre.

20.00 h. /MÚSICA: Concierto de SANDRA SIMÔES y CARLOS BLANCO en el Salón de Actos de la Biblioteca Pública. Entrada libre.

20.30 h. /TEATRO: Representación de “Alma“, dirigida por Arturo Dueso e interpretada por Rocío Muñoz, Andrea Dueso y Cristina Masson. En el Teatro Principal. Entrada: 10€.

VIERNES, 4 DE DICIEMBRE

18.00 h. /TALLER: Taller “Escalera de libros. Lectura compartida desde antes de nacer” impartido por Beatriz Sanjuán en la Biblioteca Pública. Sesión dirigida a adultos. Entrada libre (con inscripción).

20.00 h. /MÚSICA: Presentación del disco “No hay cantar sin amor” de la pianista Elisa Rapado y la soprano Pilar Vázquez en la Biblioteca Pública de Zamora. Entrada libre.

20.30 h. /MÚSICA: Concierto de SOLEDAD LUNA en el Teatro Principal. Entradas: 5-12€.

21.30 h. /MÚSICA: Concierto de UN POQUITO DE CIANURO en el Pub Scandalo. Entrada libre.

22.00 h. /MÚSICA: Concierto de GATOS BIZCOS en el Ávalon Café.

22.30 h. /MÚSICA: I Festival de Grupos Zamoranos en la Sala By Alice en el que participarán MIL VICIOS, GREEN BLUES, KIRSON Y MALDITA JULIETTE. Entrada: 6€ anticipada / 9€ en taquilla.

23.00 h. /MÚSICA: Concierto de NINCHI SURF SYSTEM + ABSTRACT ARTIMUS en La Cueva del Jazz. Entradas: 5€ anticipada / 7€ en taquilla.

SÁBADO, 5 DE DICIEMBRE

11.00 h. /TALLER: Taller “Escalera de libros. Lectura compartida desde antes de nacer” impartido por Beatriz Sanjuán en la Biblioteca Pública. Sesión dirigida a familias con niños entre tres y seis años. Entrada libre (con inscripción).

12.00 h. /TALLER: Taller “Escalera de libros. Lectura compartida desde antes de nacer” impartido por Beatriz Sanjuán en la Biblioteca Pública. Sesión dirigida a familias con bebés menores de tres años. Entrada libre (con inscripción).

22.30 h. /MÚSICA: Concierto de LOS BRINCOS en su gira de 50 aniversario. En la Sala By Alice. Entrada: 12€ anticipada / 15€ en taquilla.

23.00 h. /MÚSICA: Concierto de LOS WINTERS (Tributo a Johnny Winter) en La Cueva del Jazz. Entrada: 6€ anticipada / 8€ en taquilla.

RECORDATORIOS

** Últimos días para ver la exposición de pintura “Caminando hacia la luz” en La Alhóndiga.