Los tiempos de la nostalgia

Quién iba a aventurar hace años que metidos de lleno en el siglo XXI de la revolución tecnológica, que nos deja a cada día que pasa nuevos avances y descubrimientos, íbamos a estar sumidos en una incontenible corriente de nostalgia que nos aborda por los cuatro costados. Solo hay que escuchar música, ver el cine actual o fijarse en la ropa que vuelve cíclicamente una y otra vez para llegar a la siguiente conclusión: lo retro, lo vintage, o como quieran llamarlo, nunca estuvo más de moda.

Suena paradójico, pero esta ola de nostalgia no tiene sentido sin la tecnología. El acceso a cada vez mejores sistemas informáticos y dispositivos nos brinda la oportunidad de revisar o revisitar obras y productos del pasado que en su día no pudieron ser disfrutados por todos y cada uno de nosotros por según qué diferentes circunstancias, pero como ya viene siendo habitual en este espacio de Buscarruidos nos centraremos más en el mundo audiovisual para analizar esta corriente que parece no querer irse nunca.

¿Han oído hablar de La La Land? Sé que no, pero es que ¡es pura nostalgia! Justo lo que ocurre con todo lo que triunfa hoy día: evocaciones constantes a sonidos e imágenes del pasado regadas con un toque moderno que las vuelve cool y consumibles para los públicos. Aun así, La La Land es una excepción, un buen ejemplo de cómo jugar con presente y pasado, de cómo escoger lo mejor de antaño rindiéndole un sentido homenaje para componer una obra nueva adecuada a los tiempos que corren que resulte fresca y entretenida.

Ahora vamos con la otra cara de la moneda. El pasado ya fue, no es algo que debamos revisitar a menudo salvo en contadas ocasiones; primero, porque la distancia en el tiempo nos hace tener más cariño a nuestros recuerdos y vivencias, y pasa igual con el cine, la música o un videojuego. De traerlo al presente podemos acabar con ese sentimiento y convertirlo en algo banal que lo saque de su contexto en el que fundamentaba las convicciones de cualquiera de nosotros. Segundo, porque acudir constantemente al pasado nos impide mirar hacia el futuro y avanzar, descubriendo nuevos métodos o creando genuinas obras que algún día serán el añorado pasado de alguien. Ahí entra en juego la desidia. Saber que recurriendo a viejas fórmulas conseguiremos el éxito nos vuelve vagos y conformistas.

Remakes. Foto Geekvalley

En el ámbito del cine esto nos lleva inevitablemente a los reboots, pero sobre todo, a los remakes y secuelas o precuelas tardías, productos en los que se vulneran gravemente los sentimientos de los consumidores de antaño, los que disfrutaron la obra en su día, para servir un producto parecido y muchas veces similar asentado en el éxito que tuvo en su momento; y lo peor es que triunfan. Star Wars, Indiana Jones, Alien, Blade Runner, Ben-Hur… ¡si hasta Jumanji va a tener un remake! Aunque lo grave es que la culpa básicamente reside en el consumidor, en el espectador que cree que cualquier pasado fue mejor y que regresa como un adicto a las historias que le hicieron emocionarse, llorar y reír hace años pensando que volverá a sentir lo mismo; y no.

Los seres humanos somos ávidos consumidores de historias. Las historias ­–la literatura, la música, o cualquiera que sea la afición que disfrutéis– son lo que le dan sentido a nuestra vida, a nuestro rutinario día a día. Nos transforman y nosotros las cambiamos a ellas, y por ello tenemos que dejar que se vayan, para que nos lleguen otras nuevas, y dedicarles un rotundo “no” cuando regresen para tentarnos, porque nunca hay ni habrá un sentimiento tan fuerte como el de la primera vez.

Fernando Esbec

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s