La literatura es cosa del pasado… O no

¿Quién coño dice que la literatura no es cosa de jóvenes? Me hace cierta gracia –de la mala– eso de que los chavales solo hacen el idiota con cualquier aparato digital y que ya no leen y que ya no hacen esto o aquello, como si en el pasado todos esos estos y aquellos sí estuvieran a la orden del día. Probablemente sí, se pase demasiado tiempo delante de una pantalla, pero por favor: no digáis que eso es cosa de jóvenes. Y sí, parece difícil que ahora mismo cualquiera se pare a leer algo que no quepa en los 140 caracteres de Twitter o en la línea del pie de foto de Instagram, pero ¿desde cuándo lo difícil es algo que haya que evitar? Yo, al menos, no puedo evitarlo: los desafíos me la ponen dura.

Presentación de Bellquiem. Foto Julio Eguaras.

Presentación de Bellquiem. Foto Julio Eguaras.

Hace dos semanas, además, me quedaron claras unas cuantas cosas. La primera: que a los jóvenes les atrae la literatura. No toda, ya, pero en serio, ¿a quién se le ocurrió que El Quijote o Marianela son libros que vayan a hacer que a un chaval de trece años leer le resulte atractivo? Sin ánimo de desmerecer a nadie, parece evidente que al encorbatado al mando de los programas del sistema educativo no le interesa que a la juventud le pique el mono de abrir un libro y meterse unas líneas.

Hace dos semanas tuvimos el placer de acercar tres formas de trabajo diferentes a los cursos superiores del I.E.S. María de Molina, de la capital zamorana: una novela, Bellquiem, ficción futurista, guerreros enfrentándose al Sistema en un planeta devastado; una banda sonora original que pone música a cada personaje y escena de la historia, de la que pudimos dejar caer unos cuantos temas en directo; unas ilustraciones que hacen visibles a los personajes, y unos cuantos vídeos que unen todo esto en forma de diálogos dinámicos, efectos visuales, fragmentos de la novela y algo de parafernalia audiovisual, sí, la justa. Fuimos directos, irrespetuosos y algo animales, ya, pero eso me dejó clara una segunda cosa: acercando un trabajo de la forma adecuada, los jóvenes responden. Es cierto que este formato, en el que casi parecemos actores malos de nosotros mismos, nos permite interactuar de una forma mucho más informal, agarrar una guitarra en medio de la charla, insultarnos o incluso insultarlos, y tomarnos tan en serio como para permitirnos no tomarnos en serio, lo que nos aleja diametralmente de cualquier presentación al uso. Y lo mejor de todo es que funciona. Escuchan atentos, hacen preguntas, se ríen ante los chistes horribles y aplauden con ganas, en más momentos de los que estaba previsto. Solo hubo que romper una barrera: ésa de que la literatura es cosa de carcas. Hubo un alumno que dijo: “No tienes pinta de escritor”. Ya.

No me quedo solo con que a nosotros nos fuera bien, que también, hombre. No me quedo solo con quien se interesaba por dónde puede comprar nuestro trabajo, ni con quien se lo ganó en un sorteo, ni con quien quería compartir con nosotros esta forma de sacar adelante una ilusión con las propias manos, ni con quien esperaba unos cuantos minutos después de haber sonado el timbre del recreo para hacernos preguntas con unos ojos que, sí, brillaban. Me quedo también con que al hablar a los jóvenes en su propio lenguaje, al menos por un rato, se olvidan de mirar pantallas y murmurar con el de al lado. Yo no creo que a los jóvenes ya no les guste leer.

Gracias, Álvaro Ortiz y Pablo Turrión, compañeros de batallas. Gracias a Julio Eguaras y a profesores y alumnos del María de Molina, por permitirme seguir convencido de que chutarse palabras no es cosa del pasado, ni desde dentro ni desde fuera. Volveremos, maldita sea.

Marcos Gago

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s