75 años. Dos hermandades y una nueva Semana Santa

Hace 75 años, la Semana Santa comenzó un proceso de profundo cambio y reflexión sobre lo que la ciudad quería para sí misma y lo que quería vender al turismo que empezaba a aumentar debido a los avances del ferrocarril y la difusión que la Junta a favor de la Semana Santa (hoy Junta Pro) daba a dicha celebración.



cof

El siglo XIX sin duda fue el siglo de Ramón Álvarez, el siglo de su gubia. Zamora se había rendido a su arte y eso es lo que se quería mantener e impulsar de cara al futuro. Sus discípulos y los autores que trabajaron en el XX, siguen más o menos esa línea que el imaginero de Coreses había trazado 50 años antes, y es aquí, en el siglo XX, cuando se define la esencia, se engruesa la lista de cofradías y se conforma lo que hoy conocemos como nuestra Semana Santa.

El principio de austeridad que marca la nocturnidad de los días de pasión, la unión entorno-procesión que resalta a la máxima potencia las figuras y diversos elementos instrumentales y visuales introducidos en este siglo, van caracterizando una pauta a seguir en las nuevas hermandades que se van creando.

De las 17 cofradías que hoy existen, 12 de ellas se fundaron en el siglo XX. La diferencia entre las antiguas y las últimas es clara: las primeras narran con “pasos” las escenas de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo dentro de la cronología marcada, y las fundadas después obedecen a la devoción de una figura, siempre representando a Cristo o a la Virgen, ambos bajo diversas denominaciones.

Es en este contexto cuando se fundan dos cofradías que hoy cumplen 75 años, y que sirvieron de referencia para la creación del núcleo procesional semanasantero, tanto en forma, como en manera de vestir y actuar.

La cofradía de Jesús del Vía Crucis y la Penitente Hermandad de Jesús Yacente desfilan en 1941 por primera vez, en torno a la figura del Jesús Nazareno del barrio de San Frontis, la primera, y al recién encontrado Cristo Yaciente, de una clara similitud al de Gregorio Fernández, la segunda.

Una para el día, otra para la noche. Las dos empiezan un camino que da forma a una Zamora en busca de precisión e identidad.

Sendas hermandades han festejado su aniversario con varios actos, entre los que resaltan dos exposiciones que hemos podido contemplar unas semanas antes de Semana Santa; La cofradía de Jesús del Vía Crucis ha repasado su historia en la Encarnación, enseñando los enseres que han dado forma y vida a la cofradía desde su nacimiento y las variaciones que ha ido sufriendo, desde faroles, túnicas que han vestido al “Mozo”, paneles que fueron antiguas mesas procesionales o carteles y dibujos que ponen cara a su historia.

Jesús Yacente, por su parte, en su sede en Santa María La Nueva, ha acogido la exposición “Yacens”, donde se han podido contemplar 25 yacentes y cristos articulados de toda la provincia.

La iconografía de Cristo Yacente, muy utilizada en España, es casi propia del siglo XVII, en el barroco, donde sobresale la figura de Gregorio Fernández y la escuela castellana, y de donde proviene el “nuestro” de Francisco Fermín; aun así, en esta exposición encontramos Cristos en decúbito supino desde el siglo XIII al XXI, y podemos comparar la evolución artística y anatómica que ha sufrido este tipo de escultura en nuestra provincia.

Dos maneras diferentes de construir una Semana Santa que comenzó ahí un camino que sigue su marcha con respeto, arte, tradición y 75 primaveras bien cumplidas. Felicidades.

Manuel Rodríguez Gago

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s