Mascaradas y minotauros

El pasado noviembre se inauguraba “Mi tatuaje es la tierra” en el Museo Etnográfico. Esta vez, al contrario que en otras exposiciones temporales, se ha optado por insertar la selección de obras de Josep Guinovart en el espacio donde se alberga la colección permanente y sin duda, se ha acertado. Las obras del artista catalán interactúan perfectamente con los elementos ya existentes en el Museo. Pero desde luego lo que más llama la atención y probablemente lo que mejor funciona es el lugar elegido para la exhibición de su serie Minotauros. Como si de una interpretación de las famosas mascaradas se tratara, los minotauros de Guinovart recorren la planta baja del Etnográfico junto a ellas, sin hacerse sombra, conviviendo mutuamente.

"Mi tatuaje es la tierra" en la colección permanente del Museo Etnográfico. Zamora

“Mi tatuaje es la tierra” en la colección permanente del Museo Etnográfico. Zamora

Un mes después, en diciembre, se estrenaba la nueva y ansiada sala del Ramos Carrión con la exposición “Mascaradas” (ampliada hasta finales de febrero para suerte de todos, pero que deja en el aire su futura programación) Y como si de dos temas antagónicos se tratara, estas dos exposiciones no han tenido ninguna conexión ni ningún acercamiento. ¿Por qué no aprovechar la belleza de las fotografías que se han exhibido en las “Mascaradas” para fomentar el conocimiento del origen etnográfico de las mismas?¿Por qué no enlazarlo también con la leyenda del Minotauro (que ha llegado a servir de inspiración incluso al propio Picasso) de manera que nos acerque al arte contemporáneo?

"Mi tatuaje es la tierra" en la colección permanente del Museo Etnográfico. Zamora

“Mi tatuaje es la tierra” en la colección permanente del Museo Etnográfico. Zamora

"Mi tatuaje es la tierra" en la colección permanente del Museo Etnográfico. Zamora

“Mi tatuaje es la tierra” en la colección permanente del Museo Etnográfico. Zamora

No me malinterpreten. No quiero un espacio común para todo ello, sólo una comunicación que haga partícipe a todos. Más de uno nos hemos encontrado con la tesitura de elegir entre dos actividades culturales (a pesar de las pocas que se realizan en esta ciudad) que se llevan a cabo el mismo día y a la misma hora. ¿Por qué este acertado diálogo que se ha logrado en el Etnográfico no se puede dar con otros espacios? Aprovechemos las posibilidades que nos ofrece el cruce de acciones de la misma índole y saquemos el máximo partido posible, dejando a un lado el nombre de las instituciones y dando ejemplo así de esa sociedad tan heterogénea que estamos pidiendo a gritos. Porque si la sociedad ha de cambiar, junto a ella lo tienen que hacer las propias instituciones creando vínculos y lazos colaborativos, dejando de ser entes cerrados e independientes. Porque si ya tengo pocas cosas donde elegir, no quiero hacerlo. No quiero optar por mascaradas o minotauros, quiero ambas: mascaradas y minotauros.

Laura Alaiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s