Quedan veinte días

Alentados y emocionados por la cuaresma, Zamora ya va tomando forma de nazareno, ya va preparando pipeleras y velas, túnicas y faroles, pies y hombros, y emociones. Estamos sumergidos en esos últimos 40 días en los que se respira el ambiente semanasantero, ese que tanto nos gusta vivir no sólo en la propia semana.

Conversaciones por las calles, reuniones de hermandades, exposiciones fotográficas y de conmemoraciones de aniversarios de cofradías presagian que La Semana de Zamora se acerca. No hay nada más emocionante para un zamorano semanasantero que ir caminando por la calle y escuchar a lo lejos un grupo de cornetas y tambores ensayando; la sonrisa aparece en la cara por inercia, e irremediablemente no puedes pensar otra cosa que: “ya llega, ya está aquí”.

Cartel anunciador de la Semana Santa de Zamora 2016, de Tomás Crespo.

Cartel anunciador de la Semana Santa de Zamora 2016, de Tomás Crespo.

Youtube se llena de búsquedas del tipo “entrada del cinco de copas en el museo”, “marcha de Thalberg” o “miserere yacente”; este mes es inevitable y poco a poco, la cuaresma nos va dibujando el mapa de una nueva Semana Santa, en internet o en la prensa escrita donde las noticias de actualidad ocupan un espacio importante.

En Zamora la preparación es tal, que nadie escapa a una conversación sobre el tema. Siempre hay algo que comentar o debatir, el cambio en tal recorrido, la nueva junta directiva de cual cofradía, o el de reciente interés y que este año más opiniones sustrae: el dilema del nuevo museo.

El paisaje urbano llena los comercios de carteles de Semana Santa, que abarrotan las cristaleras de la ciudad y que ponen cara a diferentes agrupaciones relacionadas con nuestra fiesta más internacional: el oficial de la Junta Pro Semana Santa, el de la tertulia del cofrade, el de diferentes cofradías, asociación Luz Penitente…

Dicha preparación en sí se ha convertido ya en Zamora en otro rito más, otro momento clave para vivir la Semana Santa y todo lo que la rodea. Una parte del ocio de los zamoranos estos días gira en torno a conciertos de marchas procesionales, ensayos de coros, o visitas a exposiciones relacionadas. Y, por supuesto, hay un tema que nunca pasará de moda y siempre está presente estos días previos: la meteorología. “¿Nos dejará la lluvia una tregua este año?, ¿saldrá mi procesión, o “se quedará en casa”?”

Preparemos mesas, vistamos las imágenes, limpiemos túnicas, coloquemos calles, pongámonos guapos para la foto, que la prensa nacional gasta todo el carrete esta semana y habrá que aprovecharlo, pues el resto del año el flash no les funciona en esta tierra donde el talento y el arte sobran, los billetes son sólo de ida y el olvido arrincona una ciudad al lejano oeste que muere 355 días al año y resucita una semana (y algo).

Manuel Rodríguez Gago

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s