Extraordinariamente ordinaria

Resulta sorprendente la tolerancia del cofrade zamorano medio: puede ver, por poner un dramático y real ejemplo, como su ciudad va a la cola de España en tantos ámbitos y encontrarse a su vez sumido en el más absoluto de los conformistas silencios, pero ¡ay del que toque la Semana Santa de su ciudad!

Les traigo esto a colación porque la Real Cofradía del Santo Entierro celebró una asamblea extraordinaria el día 27 de diciembre del ya pasado 2015. En ella se pretendía remediar el hecho de que, debido al gran crecimiento de la lista de hermanos, la cabeza y la cola de la procesión han acabado por encontrarse. La solución más lógica era modificar el actual itinerario y, así, aquel día se propusieron varios recorridos hasta dar con uno que cumpliera con las expectativas que tan histórica cofradía requiere. Espero que sepan perdonarme el spoiler pero sepan que al final triunfó la razón y se eligió el itinerario más lógico y vistoso, pero no es este tema lo que nos ha llevado a escribir este artículo, sino algo totalmente vergonzoso que sucedió allí, en el salón de actos del Colegio Universitario. Les cuento: uno de los recorridos propuestos era realmente insólito, defendiendo que la procesión no hiciera su estación en la Catedral, sino en la Plaza de La Marina. Pensarán ustedes que quien envió tal itinerario buscaba anticiparse a la festividad de los Santos Inocentes, pero nada más lejos de la realidad. La única broma –intolerable y de muy mal gusto, por cierto- que se vivió aquel día fue que este hermano tuviera que retirar su propuesta por haber recibido amenazas. Como lo oyen: amenazas por una propuesta de cambio de recorrido. Ciertamente demencial.

http://www.laopiniondezamora.es/semana-santa/2015/12/28/procesion-santo-entierro-saldra-museo/894331.html

Un momento de la asamblea del Santo Entierro. Foto: José Luis Fernández (publicada en el diario La Opinión de Zamora)

El macarra o los macarras que amenazaron a su hermano de cofradía, en una actitud que debería ser impropia dentro de este mundillo, desconocen lo enriquecedor que es un debate en una asamblea, el máximo órgano de decisión de los hermanos, que no se les olvide. Estos personajes, indigentes en lo que a cultura democrática se refiere, también son incapaces de desmontar con argumentos sólidos tal propuesta, y eso que lo tenían fácil pues podían haber aducido razones litúrgicas –la procesión va al principal templo de la ciudad no por casualidad- e históricas –al igual que la Vera Cruz, lo llevan haciendo desde hace varios siglos. Además, durante la estación la cofradía entrega al Cristo de las Injurias al Cabildo-. Pero no, esta gente decidió tirar por la calle del medio y recurrir a lo más facil: la amenaza.

Es triste pero las cofradías han engrosado sus filas no con cofrades, sino con “procesioneros”, gente que sólo se acuerda de su cofradía el día de la procesión. Y si hay asamblea, ya ven ustedes cual es su papel a desempeñar dentro de ella, el dinamitarla. Estos personajes, como un mal virus, enferman a la cofradía y acaban con ella desde dentro, anulando funciones tan vitales como la capacidad de decisión de sus propios miembros.

En conclusión, en los últimos tiempos es el pensamiento colectivo de los cargadores (¿a alguien le cabe la menor duda de que quien emitió las amenazas es un cargador?) quienes hacen que salgan elegidas las juntas directivas, quienes condenan al ostracismo más absoluto a algunos presidentes, quienes llevan las asambleas a su terreno y, por supuesto, quienes aceptan propuestas o las tiran atrás. Esto es algo que en la junta directiva de la Vera Cruz, que pocos días antes de la asamblea extraordinaria del Santo Entierro celebró la suya, saben y dominan a la perfección. “Hoy te propongo que cargues cinco años más de tu vida y tú me votas mañana”. Pan y circo. Pero que nadie se olvide de que la voluntad de los cargadores es imprevisible y han hecho que caigan torres muy altas.

Ricardo Domínguez Alonso

Anuncios

2 comentarios en “Extraordinariamente ordinaria

  1. Miguel Angel dijo:

    Si fue amenazado seria en privado, durante el desarrollo de la asamblea a nadie le oí decir nada, si lo fue que indique el nombre de persona o personas que lo hicieron, dejemos de esconder bajo una denominación, los cargadores, gracias

    Me gusta

    • Ricardo Domínguez Alonso dijo:

      Estimado Miguel Ángel:

      Lamento haberle hecho creer que las amenazas se sucedieron durante el desarrollo de la Asamblea. Nunca fue esa mi intención. Como usted bien dice, allí no hubo amenazas. Pero si estuvo allí escucharía que el hermano que envió tal propuesta, la retiró por haber recibido presiones, algo verdaderamente grave. Por otro lado, en caso de conocer el nombre de esas personas, no soy yo quien tiene que denunciarlos.

      Lamento también que piense que mi artículo es un ataque a los cargadores. Todo lo contrario, pues admiro profundamente a ese colectivo. Tanto dentro de los cargadores, como en la fila o en tantísimos ámbitos de la vida, cuecen habas que se encargan de dañar la situación, la Asamblea en este caso, y es a ellos a quien va dirigido este artículo. Sólo he querido remarcar el poder de los cargadores como grupo, cosa por otro lado legal, pues como hermanos que son tienen su absoluto derecho al voto. Insisto: aquí sólo me estoy refiriendo a esa clase de individuos que entorpecen algo tan sano como es una Asamblea.

      Reitero nuevamente mis disculpas.

      Un cordial saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s