Llamadme Buscarruidos

La poesía llega como un gendarme a la casa del crimen.

Ahí está. Viene porque la he llamado yo.”

Son versos de León Felipe en su “Llamadme publicano” y son la mejor justificación para mi contribución al proyecto Buscarruidos.

Si bien algunos barbudos con nombre de parque o de instituto pueden permitirse decir esas sobradas porque, efectivamente, la llaman y la poesía viene, como un gendarme, pero porque ellos tienen un escalafón superior; los que estamos hartos de oír comunicar el teléfono sabemos que a veces hay que ir a buscarla al cuartel general manchados de sangre.

Escribir es un producto de talento y vocación. Por ahí hay un sinfín de escritores con una enorme vocación y sin ningún talento y unos pocos (a esos sí que dan ganas de matarlos) con muchísimo talento y nula vocación.

Y aunque os cueste creerlo, extrapolando personas a regiones, Zamora es de las segundas claramente. De los que es para matarnos. Es para matarnos porque es muy difícil encontrar una provincia tan extraordinariamente prolífica en escritores de gran calidad para sus posibilidades geográficas, demográficas y económicas. Para que aquí no viva ni el tato, vamos. Y así os lo intentaré demostrar en los sucesivos posts.

Cuando quiero que la gente entienda algo lo explico en clave de fútbol: Holanda (Países Bajos). ¿Cómo un país con la extensión de Extremadura está siempre peleando por ganar los mundiales? Porque tienen talento, muchísimo talento. Y en el país hay una gran vocación y un excelente gusto por ese deporte. El producto es perfecto. Nosotros tenemos el talento, lo más difícil, nos falta motivar la vocación.

Os aviso desde ya para que no os hagáis ilusiones: con el talento no hay nada que hacer, absolutamente nada. Si no lo ha conseguido Will Smith con su hijo no lo voy a conseguir yo. Tras años y años de meterme hasta el fondo en todo aquello que huela mínimamente a Literatura como un sabueso buscacocaína os puedo asegurar que en ochenta años apenas se mueve un ápice, imperceptiblemente. Pero al que hay depende de nosotros sacarle el máximo partido y en Zamora no podemos perdonarnos que lo disfruten y lo fomenten en muchos casos más fuera que aquí.

Me da mucha rabia que cuando he hablado de Tomás Sánchez Santiago, uno de mis poetas de cabecera, con monstruos como Antonio Colinas o García Montero sepan quién es y tengan buenas palabras para su obra (y de hecho ha sido antologado junto a ellos) y por Santa Clara no lo sepa ni dios. ¿Os imagináis que Javier Bardem o Antonio Banderas conozcan y admiren a un actor de cine zamorano y nosotros ni nos hayamos enterado de que existe? Pues con los escritores pasa. Claro, que igual tampoco saben quién es Antonio Colinas ni García Montero. Pero bah.

Verdaderamente es difícil encontrar una concentración así de talento en una población tan modesta, tanto históricamente, como en el momento actual. Zamora ocupa un lugar preeminente en la Literatura española desde el Romancero hasta la el siglo XXI, desde el Rey Don Sancho, Rey Don Sancho hasta esa ola de esperanza roja.

Y esta sección sólo pretende ser testimonio y mecha de ello. Poesía, novela, ensayo, drama, guiones, propuestas de escritura creativa, todo tiene cabida. Si alguien tiene cualquier proyecto relacionado o quiere promocionar un acto o una obra nos puede contactar. Ese es el primer objetivo, la divulgación: Ya hay Literatura, falta que la gente se entere.

El segundo es la participación. Que haya todavía más Literatura. Todo el mundo parece tener claro que hay que leer mucho para escribir bien, excepto en casos de excepcional talento, pero te miran raro si dices que también hay que escribir mucho para leer bien. Y es que la Literatura es un diálogo, para jugar al tenis hay que saber sacar y restar.

La mejor manera de entender y transmitir lo que alguien escribe es cuando has intentado escribirlo tú y no te ha salido. Las ideas son las que son: el amor, la muerte, las moscas y poco más. Pero al trasvasarlas mil veces de unos cerebros a otros se va quedando un poso que es como un toque propio. Ese toque propio es lo que vamos buscando y probablemente, escritorcillo como yo, va a ser lo mejor que hagas en tu miserable vida literaria.

Esta sección está para buscar el ruido literario donde lo haya y si no lo hay, crearlo; para alentar todos los proyectos literarios buenos, malos o desastrosos que haya en esta ciudad, para sembrar el gusanillo de las letras y para difundir la obra de los muchísimos y muy buenos autores que tenemos. Para convencer a los profesores de Lengua de que no nos hace falta anotarnos a Clarín para que Zamora sea una referencia en escritores.

Esto no es una agenda cultural. No os voy a hablar mucho de que fulanito presenta su libro ni cuando presente yo el mío. Esas cosas ya existen y yo las maldigo porque me han hecho perder valiosas horas de mi vida en presentaciones en las que tras un coloquio interminable del presentador, el editor, el coleguita 1, el coleguita 2, el coleguita 3 y el catedrático pelma que aprovecha para soltarte el discurso que tenía preparado para cuando le dieran el Cervantes, que a sus años ya va viendo que no; al final el escritor te cuenta su vida y si acaso lee dos líneas de su obra, si tiene el día.

Pues no vamos a hacer eso, va a ser otra cosa. Aquí vamos a hablar de obra, obra y obra o mejor aún, a crearla y recrearla.

Y va mi último y mi más atrevido consejo: a ti, persona de la calle que se interesa por la Literatura (que es a quien va dirigido Buscarruidos), si tienes que elegir entre leer la obra pura, intacta, tal cual la escribió del poeta más mediocre o la tesis más brillante acerca de la Literatura de la Posguerra del erudito más egregio, elige, sin lugar a dudas, la obra intacta, pura, tal cual la escribió del poeta más mediocre. Que en todo trasbordo de un autor a otro se pierde información en lo que se abren las puertas. Queremos tu poso. No te dediques a repetir el poso de otro.

(Eso sí, si tienes que elegir entre la tesis y los huesos de Cervantes, quédate con la tesis)

Si queremos que la Literatura acuda vamos a necesitar un poco más de insistencia que León Felipe.

Y a eso nos pondremos.

P.S: Como desgraciadamente voy sabiendo ya algunas cosas por viejo y conozco lo que ha pasado en experiencias parecidas, advierto que muchas veces voy a reproducir, siempre citando por supuesto, múltiples pasajes de obras y esto a veces, aunque se cite, ofende a la propiedad intelectual de algunos. No vaya a ser que alguien lo vea y le guste y quiera comprarse su libro entero, yo les entiendo, la verdad, tiene mucho sentido. Se ve que si no has soltado los euros no tienes derecho ni a una letra o yo qué sé, preguntadles a ellos, que son los que se enfadan.

Por eso si a alguien esto le molesta sólo tiene que ponerse en contacto conmigo y a la mayor brevedad eliminaré la entrada correspondiente. Que, como decía Neorrabioso, no queremos robaros vuestro maldito dinero.

Además el que priorice su obra como objeto de consumo a como creación literaria no tiene sitio en Buscarruidos, por mera filosofía. Así que no va a haber ningún problema.

Miguel Pérez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s